【 Mejor Selección de Chalecos Salvavidas para Adultos 】

【Que alegría verte】 Los chalecos salvavidas o los dispositivos de flotación personal (PFD) son una parte vital de la seguridad en cualquier embarcación. Como mínimo, debería haber uno para cada persona a bordo. Aquí tienes los Mejores Chalecos Salvavidas para Adultos hombre y mujer.

¿QUÉ ES UN CHALECO SALVAVIDAS?

En su forma más simple, un chaleco salvavidas (a menudo denominado dispositivo de flotación personal (PFD) por los norteamericanos) es un dispositivo que lo ayuda a mantenerse a flote en el agua. Los primeros chalecos salvavidas estaban hechos de corcho, pero los modelos actuales son muy diferentes y utilizan la última tecnología para brindar comodidad y rendimiento superiores.

CHALECOS SALVAVIDAS Y AYUDAS A LA FLOTABILIDAD: ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

Existe una distinción crucial entre un dispositivo que está diseñado como una ayuda para nadar (a menudo utilizado por los marineros de botes ligeros) y uno con mucha más flotabilidad que está diseñado para voltear a una persona inconsciente boca arriba y mantener esa posición, incluso en aguas turbulentas. El primero solía denominarse exclusivamente ayudas a la flotabilidad y normalmente tiene una clasificación de 50 Newton. De manera algo confusa, las normas de la UE no usan el término ayuda a la flotabilidad, por lo que describe a todos los PFD como chalecos salvavidas, aunque solo aquellos con una calificación de 150N o más pondrán a la víctima boca arriba en el agua.

En pocas palabras, un producto con una calificación de 50N está diseñado para deportes acuáticos, en los que espera pasar tiempo en el agua, pero cuando hace frío y está cansado puede necesitar ayuda para nadar. Por el contrario, un chaleco salvavidas de 150 N (o más) está diseñado para quienes realizan actividades en las que nunca hay intención de entrar al agua y, por lo tanto, pueden encontrarse en una situación mucho más aterradora.

En agua fria con chaleco salvavida

En agua fría, los tiempos de supervivencia para quienes usan ayudas a la flotabilidad pueden ser tan breves como unos minutos: pierde rápidamente el conocimiento y luego ya no puede respirar con claridad. La diferencia con un chaleco salvavidas con clasificación 150N es que puede continuar respirando cuando está inconsciente y con hipotermia profunda, lo que puede aumentar los tiempos de supervivencia a varias horas.

Para uso recreativo, las ayudas a la flotabilidad tienden a depender de espuma sólida de celda cerrada, mientras que los chalecos salvavidas se inflan manual o automáticamente.

Los chalecos salvavidas o dispositivos de flotación personal (PFD) son una parte vital de la seguridad a bordo de cualquier embarcación flotante, por lo que es importante comprender lo que está comprando o lo que ya posee, cuándo debe reemplazarlo y cómo usarlo correctamente.

¿CUÁNDO DEBERÍA PONERSE UN CHALECO SALVAVIDAS?

Un buen chaleco salvavidas aumenta los tiempos de supervivencia desde unos pocos minutos hasta varias horas. En particular, uno con una clasificación de 150N o más pondrá al herido boca arriba para que pueda seguir respirando incluso si pierde el conocimiento por hipotermia.

Debería haber una única respuesta sobre cuándo usar flotación personal: todo el tiempo que esté cerca del agua. Sin embargo, la vida rara vez es tan blanca y negra. La mayoría de la gente, por ejemplo, estaría de acuerdo en que ponerse un chaleco salvavidas mientras disfruta, de una taza de café relajado en la cabina de un yate de alquiler en una tranquila mañana de verano en el Mediterráneo sería una exageración. Sin embargo, es posible identificar muchas situaciones en las que no llevar un chaleco salvavidas sería una temeridad.

Estos incluyen, entre otros, los siguientes:

Mientras usa la licitación. Cuando está en marcha por la noche. En niebla. En vientos fuertes. Para no nadadores. Para niños. Cuando se lo indique el patrón. En cualquier situación en la que se sienta más cómodo o confiado. En una situación de peligro, especialmente si tiene que abandonar el barco.

Cuándo reemplazar los chalecos salvavidas

Ha habido un gran desarrollo en el diseño de chalecos salvavidas, durante la última década, con un enfoque en la comodidad y la ergonomía, particularmente en el extremo superior del mercado. Por lo tanto, muchos diseños de hace 10 años ahora se sienten incómodos de usar y restringen el movimiento.

El diseño mejorado no es la única razón para comprar nuevos chalecos salvavidas, sino que también tienen una vida útil limitada. El fabricante alemán Secumar, por ejemplo, recomienda que los chalecos salvavidas inflables se revisen con el doble de frecuencia después de 10 años de uso y se reemplacen después de 14 años, incluso si en una inspección visual la chaqueta parece estar en buenas condiciones.

Esto se aplica independientemente de la cantidad de uso; en muchos casos, el primer signo de envejecimiento es que la vejiga de aire comienza a volverse porosa alrededor de los pliegues del material. La recomendación es reemplazar las ayudas a la flotabilidad 50N rellenas de espuma a intervalos de 10 años.

DESARROLLOS RECIENTES DE CHALECOS SALVAVIDAS

Una estadística aleccionadora es que la principal razón por la que un chaleco salvavidas no se infla es que el cilindro de gas no está completamente atornillado en su lugar. Alrededor del 30 por ciento de los chalecos salvavidas inspeccionados por el RNLI tienen este problema.

Algunos de los diseños más recientes, como la serie ErgoFit de Crewsaver, abordan este problema con un par de banderas rojas y verdes que se pueden ver a través de una ventana transparente en la cubierta exterior. Estos indican si el cilindro de inflado está correctamente atornillado y si el cilindro se ha activado, lo que hace que estos elementos sean fáciles de verificar cada vez que se usa el chaleco salvavidas.

Además de estar cuidadosamente perfilados, se prueban en túnel de viento para minimizar el viento cuando los barcos navegan contra el viento a velocidades cercanas a los 40 nudos. En este mercado, los beneficios de un desarrollo de productos tan riguroso llegan a los navegantes más prosaicos con sorprendente rapidez.

¿CUÁNTA FLOTACIÓN PROPORCIONAN LOS CHALECOS SALVAVIDAS?

Es importante distinguir entre un chaleco salvavidas adecuado diseñado para poner a un herido boca arriba en el agua en cinco segundos y una ayuda a la flotabilidad que está destinada a ayudar a nadar. Es probable que este último tenga solo 50 Newtons de flotabilidad, lo que es ideal para muchos deportes acuáticos, pero no para cualquiera en botes más grandes donde no se espera contacto con el agua y recuperar a una persona perdida por la borda sería complicado.

Los chalecos salvavidas estándar tienen 150 N de flotabilidad, aunque también están disponibles los modelos 275N. Estos últimos se desarrollaron principalmente para industrias en alta mar: tienen una mayor fuerza de giro debido a la flotabilidad adicional, por lo que lo colocarán en posición vertical más rápido cuando use ropa protectora pesada y pueden ser útiles cuando navegue lejos de la costa en condiciones extremas.

Chalecos inflables en yates

Sin embargo, no son necesariamente una buena solución para su uso en yates y otras embarcaciones pequeñas, ya que su considerable volumen cuando se inflan puede dificultar la recuperación del herido. Un error común es que están destinados a personas más pesadas; este no es el caso, ya que la mayoría de las personas con sobrepeso tienen una mayor proporción de flotabilidad natural que las de complexión más ligera.

Los chalecos salvavidas también están disponibles con niveles de flotabilidad de 165-190N. Éstos proporcionan un poco más de flotabilidad que los modelos 150N estándar, con poco volumen adicional. También vale la pena señalar que, de manera algo confusa, los chalecos salvavidas inflables para niños están etiquetados con el mismo índice de flotabilidad que el tipo de adulto equivalente, aunque brindan menos apoyo. Obtenga más información sobre la compra de chalecos salvavidas para niños.

TIPOS DE ACTIVACIÓN DE CHALECO SALVAVIDAS

Hay tres tipos de sistemas de activación para inflar los chalecos salvavidas. El más simple y económico de ellos es la activación manual: para activar el mecanismo de inflado, el usuario debe tirar de una palanca. Esto evita que el chaleco salvavidas se infle accidentalmente con mal tiempo, pero también tiene una serie de inconvenientes.

El mayor de ellos es que el usuario debe estar consciente al golpear el agua y debe poder encontrar el interruptor, lo que puede no ser fácil en los primeros segundos de pánico. Incluso si la víctima estaba consciente al abandonar el barco, un golpe de agua fría puede incapacitar inmediatamente a una persona que por lo demás sería fuerte, dejándola incapaz de activar el chaleco salvavidas.

Sistemas automaticos en chalecos salvavidas

La mayoría de los sistemas automáticos emplean una bobina entre el cilindro de gas y la cámara de inflado que se hincha cuando está mojada. Es un arreglo simple que funciona bien, siempre que el chaleco salvavidas no se deje mojado durante períodos prolongados y el activador se reemplace antes de que finalice su fecha de caducidad; la mayoría dura dos o tres temporadas. Sin embargo, en condiciones extremas corren el riesgo de descargas accidentales, especialmente en la cubierta de proa de grandes yates que atraviesan grandes olas a gran velocidad.

El sistema hidrostático de Hammar está diseñado para evitar estas inflaciones no deseadas: funciona con presión de agua y se dispara solo después de sumergirse más de 10 cm durante más de dos o tres segundos. Las desventajas son que el cilindro está dentro de la cámara de inflado, lo que dificulta el servicio, existe un pequeño riesgo de crear un sello imperfecto al cambiar los cilindros y los costos generales son mayores.

OPTIMIZACIÓN DE LA ERGONOMÍA DEL CHALECO SALVAVIDAS

Elegir un chaleco salvavidas que sea incómodo de usar suele ser una decisión miope, ya que los usuarios a menudo se muestran reacios a usarlo en situaciones límite. Los cuellos suaves contorneados son de gran ayuda para mejorar los niveles de comodidad, como correas gemelas en la entrepierna o correas en los muslos.

Los modelos que están dirigidos principalmente a la comunidad de carreras de yates en alta mar tienden a ser, con mucho, los mejores en términos de comodidad, ergonomía y libertad de movimiento. Con un chaleco salvavidas de calidad, también puede esperar que se preste atención a minimizar las rozaduras que pueden provocar daños en la cámara de inflado, especialmente alrededor del recipiente metálico de gas.

EXTRAS ESENCIALES DE Chalecos Salvavidas para Adultos

Pocos chalecos salvavidas de baja especificación vienen equipados con luces o capuchas rociadoras y solo en los últimos años se han equipado rutinariamente con correas para la entrepierna o los muslos. Como mínimo, incluso si tiene la intención de estar a flote en aguas protegidas durante las horas del día únicamente, cada uno debe estar equipado con cinta retrorreflectante de grado marino y equipado con un silbato.

Las correas de la entrepierna evitan que el chaleco salvavidas se suba por encima de la cabeza del usuario cuando está en el agua. No se puede exagerar la importancia de esto: un chaleco salvavidas es inútil si está flotando sobre su cabeza y, lamentablemente, ha habido una serie de ahogamientos en el mar donde exactamente esto ha sucedido.

Luces en los Chalecos Salvavidas para Adultos

Las luces de los Chalecos Salvavidas para Adultos generalmente se activan mediante un interruptor automático operado por agua salada y pueden ser de gran ayuda para localizar a un herido por la noche. Se fabrican como una unidad sellada, deben probarse periódicamente y reemplazarse antes de la fecha de caducidad marcada en la caja. El sistema Lume-On de Spinlock complementa las luces convencionales al hacer que todo el chaleco salvavidas brille en la oscuridad, lo que hace que sea mucho más fácil juzgar la distancia desde una víctima en el agua en la aproximación final al intentar maniobrar al costado.

En cualquier otra situación que no sea bastante tranquila, las olas y el rocío romperán la cabeza de una persona en el agua, incluso si están debidamente sostenidas por un chaleco salvavidas provisto de correas para la entrepierna o los muslos. Esto, por supuesto, dificulta la respiración en el mejor de los casos y casi imposible cuando se sufre de un shock frío o hipotermia.

La solución es una campana rociadora, que aumentan significativamente los tiempos de supervivencia al mantener el aerosol alejado de la nariz y la boca. Vale la pena señalar que no se implementan automáticamente, por lo que es importante practicar su uso con anticipación.

La electronica en los chalecos salvavidas

Algunos modelos de chalecos salvavidas también tienen la posibilidad de guardar dispositivos electrónicos como balizas de localización personal, balizas de hombre al agua AIS, transpondedores de búsqueda y rescate o unidades VHF portátiles. Estos pueden ser de gran ayuda tanto para dar la alarma como para identificar la posición de alguien en el agua.

Un desarrollo más reciente es el MOB Lifesaver que está diseñado para ayudar a que una persona incapacitada vuelva a bordo. Es esencialmente una correa, que se coloca en el chaleco salvavidas con anticipación, y que un miembro de la tripulación puede alcanzar en cubierta. Actualmente está homologado para su uso con modelos de Baltic, Sea Safe y Spinlock.

ARNÉS Y CORREAS DE SEGURIDAD

Los chalecos salvavidas para yates de vela deben incluir un arnés que permita sujetar al portador a puntos fuertes de la cubierta y / o un gato que corra a lo largo del barco. Los usuarios de yates a motor no tienen la misma necesidad de trabajar en cubierta mientras navegan. Sin embargo, vale la pena considerar cómo aseguraría un remolque en la cubierta de proa en un vendaval creciente; esta es una de las razones por las que se recomienda con frecuencia que los botes a motor lleven al menos dos Chalecos Salvavidas para Adultos a bordo que estén equipados con arneses.

El propósito principal de un arnés es minimizar el riesgo de que el torso de una persona se sumerja en el agua fuera de la embarcación.

Por lo tanto, además de la línea estándar de menos de 2 m de longitud para cada miembro de la tripulación. También vale la pena tener algunas que no midan más de 1 m de largo o que tengan un gancho de seguridad, en el punto medio para permitir trabajar en un alcance corto. Chalecos Salvavidas para Adultos

Regulaciones Especiales

Las Regulaciones Especiales Offshore de 2018 para yates de regatas requerirán que toda la tripulación tenga amarres de tres puntos, con indicadores de sobrecarga, además de evidencia de la fecha de fabricación y cumplimiento con ISO 12401. Además, los arneses de repuesto que asciendan al menos al 10% del número de tripulantes deberá llevarse a bordo. Chalecos Salvavidas para Adultos

La sabiduría convencional ha sugerido durante mucho tiempo que la línea de seguridad tiene clips en ambos extremos, para permitir que la línea se retire de su arnés, por ejemplo, si está en el agua y el bote se está hundiendo. Sin embargo, Spinlock señala que es casi imposible soltar, una línea de arnés cuando está bajo carga, por lo que la compañía proporciona un cuchillo de seguridad, que se puede usar para cortar la línea.

Los accesorios de los arneses se encuentran en la parte delantera del chaleco salvavidas, para que sea más fácil colocar y quitar la línea de seguridad. Sin embargo, esto significa que cualquiera que caiga por la borda será remolcado de cabeza a través del agua. Un nuevo chaleco salvavidas / arnés, desarrollado por un joven marinero e ingeniero británico, Oscar Mead, aborda este problema.

La línea del arnés está sujeta a la parte delantera del chaleco salvavidas en uso normal, pero si el usuario cae por la borda, el tirón puede transferirse a su espalda. El efecto de esto es que el herido es remolcado sobre su espalda, con la cara levantada hacia arriba y fuera del agua.

¿CUÁNTOS CHALECOS SALVAVIDAS SE NECESITAN?

A primera vista, esta pregunta tiene una respuesta fácil: el número máximo de personas con las que tiene la intención de navegar. Sin embargo, hay situaciones en las que puede resultar útil tener más que esto. Por ejemplo, si un chaleco salvavidas se infla automáticamente cuando hace mal tiempo, es mucho más fácil ponerse uno de repuesto que desinflar, armar y empaquetar el original. Por esa razón, vale la pena llevar un par de repuestos, así como paquetes de armado adicionales con cilindros de gas y actuadores.

CUIDADO DE los Chalecos Salvavidas para Adultos

Nunca guarde los chalecos salvavidas si están mojados y enjuague el agua salada antes de secarlos. Los chalecos salvavidas deben recibir servicio al menos una vez al año, incluida una prueba de inflado. La prueba de inflado se puede realizar manualmente, idealmente con una pequeña bomba manual, aunque los modelos más recientes se pueden inflar por vía oral sin causar problemas a largo plazo como resultado de la humedad. Las chaquetas deben retener el aire durante al menos 24 horas.

Los cilindros de gas y las bobinas de accionamiento de inflado automático deben reemplazarse antes de su fecha de caducidad. O si muestran alguna evidencia de daño. Los chalecos salvavidas con sistemas de inflado hidrostático deben inflarse después de reemplazar la botella de gas y el sistema de armado,. Para confirmar que el sello entre el cilindro de aire y la vejiga sigue siendo efectivo.

Como ya se indicó, la principal razón por la que un chaleco salvavidas no se infla. Durante el uso es que el cilindro de gas no está completamente atornillado en su lugar. Las encuestas han demostrado que hasta un tercio de las muestras tienen esta falla. Sin embargo, solo se necesitan unos segundos para verificar cada vez que se coloca el chaleco salvavidas. Al mismo tiempo, vale la pena verificar si hay daños por roce en la cubierta exterior o en las correas de las correas.

ESTÁNDARES DE Chalecos Salvavidas para Adultos

ISO 12402 proporciona un estándar internacional uniforme para la flotabilidad personal, que reemplaza los estándares europeos anteriores. Detalla cuatro niveles de rendimiento, basados ​​en el nivel de flotabilidad, medido en Newtons:

Nivel de rendimiento 275. Para uso en alta mar en condiciones extremas cuando se usa ropa protectora pesada o cuando se transportan cargas adicionales. Pone boca arriba a los usuarios inconscientes en el agua en casi todas las circunstancias.

Nivel de rendimiento 150. Para nadadores y no nadadores de cualquier edad. Pone boca arriba en el agua a la mayoría de los usuarios inconscientes, según la ropa. Puede ser adecuado para usar cuando se usa ropa para el mal tiempo y cuando los usuarios no pueden ayudarse a sí mismos.

También hay chalecos salvavidas 150N disponibles que no se inflan con un bote de gas. Estos son del tipo antiguo con 100 N de espuma más 50 N de aire que se agrega por vía oral. Son voluminosos e incómodos, por lo que no es sorprendente que rara vez se vean.

Nivel de rendimiento 100. Es un producto de espuma para uso exclusivo de buenos nadadores en aguas relativamente abrigadas. Que no pondrá boca arriba a los usuarios inconscientes en el agua.

Nivel de rendimiento 50. Solo para buenos nadadores adultos (40 + kg) para uso en aguas abrigadas donde la ayuda está al alcance de la mano. No mantendrá la cara de un usuario inconsciente fuera del agua. No es un chaleco salvavidas. Mejores Chalecos Salvavidas para Adultos

EN 1095 Arneses de seguridad Esta norma se basa en asegurar al usuario en cubierta. Evitar que caiga al agua y ayudar a recuperar a un herido del agua. No están destinados a prevenir caídas verticales, como cuando se trabaja en la plataforma. Mejores Chalecos Salvavidas para Adultos

Comprar los Mejores Chalecos Salvavidas para Adultos 2021

Comprar los Mejores Chalecos Salvavidas para Adultos 2021 flotador hinchable neopreno hombre mujer chaval yate mar barco yate velero Chalecos Salvavidas para Adultos flotador hinchable neopreno hombre mujer chaval yate mar barco yate velero

Deja un comentario